El futuro de Lionel Messi es toda una incógnita, ya que este domingo no se presentó a la Ciudad Deportiva del Barcelona para hacerse las pruebas médicas y el test de coronavirus previo al inicio de la pretemporada, con lo que puso en evidencia su indeclinable voluntad de abandonar el club.

Era la primera cita del plantel en la era del nuevo DT neerlandés Ronald Koeman y Messi decidió no presentarse porque considera que su contrato ha finalizado y, como ya manifestó el martes a través de un burofax, quiere hacer uso de la cláusula de salida unilateral que le permite irse libre.

Se podía anticipar que pasaría esta ausencia del astro, ya que su entorno lo hizo saber, pero existía cierta expectativa de que al final hiciera acto de presencia.

La postura de Messi abre una nueva polémica con el club catalán, el cual en las últimas horas recibió el apoyo de la liga española de no hacerle nada sencillo la salida al capitán, que según trascendidos podría emigrar al fútbol Inglés.