Lo aprobó la Cámara de Senadores local, y también deberán implementarse políticas públicas de concientización sobre el acoso sexual y sobre cómo efectuar la denuncia.

La Cámara de Senadores de Salta aprobó una modificación al Código de Contravenciones provincial y fijó que a partir de ahora se podrá sancionar con hasta 20 días de prisión al acoso callejero.

El proyecto se había comenzado a tratar en 2018 para prevenir una de las formas de violencia de género que sufren las mujeres salteñas en las calles.

El texto que fue aprobado establece que “será sancionado con arresto de hasta veinte días o multa de hasta veinte (20) días quien en espacios públicos o privados de acceso público despliegue conductas o acciones, físicas o verbales, con connotación sexual, en contra de cualquier persona, que de manera directa o indirecta afecte o perturbe su vida, dignidad, libertad, integridad física o psicológica o la libre circulación, creando en ellas intimidación, hostilidad, degradación, humillación o un ambiente ofensivo, siempre y cuando el hecho no configure delito”.

Además, la norma establece que deberán implementarse políticas públicas para concientizar sobre el acoso sexual y cómo realizar una denuncia.

En diálogo con la prensa local, Silvina Abilés, la única mujer de la Cámara de Senadores de Salta, dijo que este es “un proyecto que había venido en su momento desde Diputados y se aprobó en 2018. Se modificó y se lo envió a la Cámara de Diputados, que lo dejó vencer. Hoy nuevamente lo presentan con las modificaciones que en su momento el Senado había propuesto”.

La senadora destacó que hay estudios que indican que las niñas empiezan a ser víctimas de acoso desde los 10 años: “Es una situación grave porque empiezan a modificar conductas. Cambian los lugares por donde van, modifican horarios, se empiezan a vestir de otra manera porque creen que ellas son las que provocan eso”.

Una encuesta realizada en Salta por Mujeres por la Matria Latinoamericana (MuMaLá) detectó que el 81% de las mujeres sufrió acoso callejero siendo niñas o adolescentes, y el 21% indicó que sufrieron su primer acoso entre los 8 y los 14 años, mientras que el 60% lo sufrió entre los 15 y 20 años.